Hermès lanza su linea de labiales

Hablemos del lanzamiento más esperado de la legendaria firma. Una colección de labiales que marca el primer paso de una bonita historia de amor.

El famoso lipstick index –ese término acuñado por Leonard Lauder para referirse a un hecho irrefutable: las ventas de barras de labios suben en tiempo de crisis. Ya se sabe: a falta de un bolso, un buen labial rojo– confirma la relación de amor fetiche que experimentamos las mujeres con las barras de labios. Cuando las compramos, no solo buscamos el color que nos siente bien (y sea tendencia) y la textura con la que nos sintamos cómodas, sino que su elección y compra suele estar rodeada de un ritual lleno de emociones en el que te fijas, y mucho, en el packaging de la barra de labios. Salvo que sea hiperpragmática, cuando compras una barra de labios buscas casi un objeto de coleccionista. Y por todo ello, que una firma tan legendaria como Hermès haya lanzado su primera colección de barras de labios es una buena nueva (con todas las papeletas para convertirse en la obsesión beauty de cualquier Beauty Junkie que se precie).

Tal y como afirma la casa, Hermès Beauty supone el lanzamiento de un nuevo métier dentro de la casa, y por tanto, el nacimiento de una colección de labiales con carácter artesano. “Como todos los métiers creados por Hermés desde 1837, la belleza se ancla en los valores fundacionales de una empresa familiar que produce in-house el 70% de sus objetos y controla su propia cadena de valores. Un buen artesano no hace trampa ni con los materiales ni con su oficio”, señalan.

barra labios hermesbarra labios hermesq

Si a este propósito sumamos el impecable hacer de la firma y su espectacular conocimiento del color –cuenta con más de 75.000 referencias de color en su archivo de Lyon–, el resultado de este primera incursión en el mundo de la belleza no puede sonar mejor. “Creemos que la belleza en Hermès no es solo apariencia, es también bienestar”, afirma Pierre-Alexis Dumas, director artístico de Hermés y parte implicada en este proceso de creación.

Dicho esto, ya no necesario fantasear más con la idea de que Hermès tenga su propia colección de barras de labios. Ya es una realidad que acaba de ver la luz con una línea de labiales recargables, disponibles en 24 tonos (14 satinados y 10 mate) que se acompañarán también de un pincel de labios, un perfilador en tono universal, un bálsamo hidratante y una pequeña colección de accesorios que incluye, entre otros, una funda en piel para las barra de labios y un espejo. Y lo mejor de todo es que parece que habrá más. Porque dicen que Rouge Hermès es sólo el primer capítulo.

Fuente: Vogue España

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito